Caso del día SCOTUS - Arizona v. Gant

Por Robert Guest - 21 De Abril, 2009

En la escuela de leyes yo ya sabía que iba a ser un abogado defensor penal. Mi clase de derecho penal fue un estudio extenso sobre cómo se sacrificaron nuestros derechos constitucionales para ayudar a salvar a los casos de drogas. Décadas de debilitación de la 4ta y 5ta enmienda (hasta el punto más absurdo) todo en el nombre de WOD. Desearía tener las notas de esa clase, ya que recuerdo haber escrito “la corte permite la búsqueda porque los policías encuentran drogas, se crea una nueva excepción” etc.

Una de esas tragedias fue en el ámbito de excepciones “automovilísticas”. Básicamente, el conducir su carro significaba que renunciaba a sus derechos de privacidad para que los policías pudieran buscar drogas.

Esto hace significante el caso del día, Arizona v. Gant. SCOTUS revierte (o “se niega a interpretar más ampliamente”) los malos precedentes y limita las búsquedas policiacas.

Es una extraña coalición, en su mayoría. Tiene los construccionistas originalistas/estrictos Thomas y Scalia se unen a la Souter liberal y Stephens, con Ginsburg completando a los 5.

Hechos (del dictamen) - Después que Rodney Gant fue arrestado por conducir con una licencia suspendida, lo esposaron y lo encerraron en la parte de atrás de la patrulla, los oficiales buscaron en su carro y descubrieron cocaína en el bolsillo de un abrigo en el asiento trasero.

A través de nuestro país los arrestos de tráfico menores han sido expediciones de pesca de drogas. Gant fue arrestado por conducir sin licencia. Los policías no tenían evidencia de posesión de drogas, pero siendo su deber, buscaron en el vehículo y encontraron cocaína.

Dictamen - La policía puede buscar en el compartimiento de pasajeros de un vehículo como consecuencia de un arresto del ocupante del vehículo solo si es razonable creer que el arrestado podría acceder al vehículo al momento de la búsqueda o que el vehículo tiene evidencia sobre la razón del arresto.

Para ver lo lejos que hemos llegado, veamos dónde empezamos.

Cada caso que crea un Nuevo poder de búsqueda para los policías empieza con esta cita-

Las búsquedas sin orden judicial son “irrazonables de por sí”, “sujetas únicamente a unas cuantas excepciones establecidas específicamente y bien delineadas.” Katz v. Estados Unidos, 389 U. S. 347, 357.

Estas excepciones se han tragado a la regla. En primer lugar (Chimel) SCOTUS permitió que los policías buscaran el área inmediatamente al rededor del acusado donde él podría alcanzar o “embestir” un arma (seguridad de los oficiales etc.) Esto se expandió (Belton) al incluir el buscar en el resto del carro porque los malvados podrían esconder armas y drogas en el carro (preservando la evidencia). Entonces el arrestar a los conductores por violaciones mínimas y después desmantelar los carros se hicieron parte de la rutina normal para los policías. Añadiendo a esto el desastre de Lago Vista (dándole autoridad a los policías a arrestar por delitos de tránsito pequeños) y tuvimos una situación donde los sospechosos podrían ser parados por una violación de transito menor, negarse a una petición de búsqueda, y la policía podía arrestarlos por el delito de tránsito y buscar de todas maneras. Estos arrestos por pretexto fueron el final de la 4ta enmienda.

SCOTUS prohibió esta búsqueda con todo derecho porque

a) el buscar armas no podía justificarse como “seguridad del oficial” si el acusado está esposado en la parte de atrás de la patrulla

b) buscar droga no se justifica al ser detenidos por una violación de tránsito.

Entonces recuerden, nunca accedan a una búsqueda, nunca respondan preguntas acerca de actividades ilegales, y siempre pidan un abogado.

Antes de emocionarnos, todavía existe la búsqueda de “inventario” para automóviles que podrían ahorrarnos de búsquedas similares en el futuro. Esto es, los policías remolcan el carro y después hacen un “inventario” del contenido.

Publicado en: Apelaciones Penales

Contact Us
Contact Us